iWorkers y Knowmads: nuevos perfiles digitales, si los entrevistas, ¡contrátalos!

Como coordinador de equipos IT, he tenido ocasión de participar de procesos de selección de un equipo de Desarrollo y Operaciones (DevOps). Es por lo tanto una casuística particular, ya que el perfil tecnológico y habilidades digitales se presuponen en un candidato que es profesional de la informática. No obstante, me parece relevante comentar mi experiencia, y exponer los motivos por los que creo que incluso éstos, son a veces perfiles sin un enfoque claro hacia la Transformación Digital, entendida ésta como un conjunto de capacidades, skills y mindsets, que favorecen una forma de trabajar ideal para el puesto que son requeridos, esto es: perfiles transversales, con habilidades de comunicación y trabajo en equipo real y colaborativoauto-organización, determinación y proactividad, open-mindnessempatía, coraje, con una sólida base de conocimientos pero con ganas de auto-superarse, reinventarse, crecer junto al equipo a la vez que se forja y se desarrolla una mentalidad de entregar el máximo valor para el cliente o usuario final, aportando altas dosis de motivación, carga de positividad, y en general todo lo que sea necesario para llevar al equipo (y por supuesto, a nivel individual) a óptimos niveles de desempeño, lo cual, a su vez, redundará en una vida laboral más plena, satisfactoria y, por tanto, feliz.

Resultat d'imatges de knowmad
Perfil del Knowmad, especimen que gusta del trabajo en un ámbito de alta tecnología, grandes retos y alto nivel de exigencia.

Las mencionadas quizás no sean habilidades estrictamente digitales (y quizás por ello no las he encontrado a menudo en las entrevistas en las que he participado), pero sí son, sin duda, habilidades necesarias para desempeñar una labor satisfactoria en una organización o equipo que quiere apostar por trabajar dentro de los parámetros de las metodologías ágiles (que tanto aplican en IT) y, en general, para encajar mejor y tener más posibilidades en cualquier empresa que valore que el empleado es algo más que simplemente un puesto de trabajo. Por ejemplo, un “programador” también puede ser un un buen dinamizador de grupo, un “técnico de sistemas” un generador de ideas de mejora contínua, o un “jefe de equipo” puede ser un coach que, como parte de su trabajo de liderazgo del equipo, ayude a sus integrantes a crecer y a superar obstáculos.

Resultat d'imatges de knowmad

Por desgracia, en mis entrevistas no me he encontrado muchos candidatos con este perfil, tampoco demasiados iWorkers o Knowmads. Lo sé porqué yo sí me considero uno de ellos: trabajo desde cualquier parte gracias a las tecnologías en la nube, y también desde cualquier hora, otra cosa es que mi organización promueva esa forma de trabajar, que por el momento no lo hace, así que aunque me conecte una tarde de domingo para acabar un tema, durante la semana tengo que realizar las consabidas 40h presenciales. Ése me parece uno de los quids de la cuestión: no hace demasiados años que el paradigma del presencialismo ha ido decayendo en importancia, en pos del teletrabajo, o el trabajo a demanda o por objetivos (o el que a mí me gustaría: según el estado de ánimo, motivación, energía: de ser por mí trabajaría cuando más me apeteciera, sin que ello supusiera que no llegara a cumplir mis objetivos). Al contrario, hay muchas empresas que aún prefieren tener al empleado en el despacho, sentado delante del ordenador, aunque tenga muchos momentos en los que la productividad decae -yo mismo he comprobado con éxito cómo me cundían más 1,5h de trabajo en casa que una tarde de 4h en la oficina-.

Resultat d'imatges de teletrabajo
Un comentario aclaratorio: el teletrabajo no tiene porqué ser desde el sofá, descalzo o en pijama… Somos iWorkers, ¡¡no vagos!!

Por lo tanto, creo que una de las causas principales de la escasez de perfiles “digitales” en la actualidad, es debido en gran parte a esa manera de hacer de la mayoría de empresas, obsoleta, controladora, y podríamos decir, “paternalista”, que obliga al empleado a permanecer sentado 8h en su silla delante de su escritorio. No estoy diciendo que el trabajo presencial no sea fundamental para que la colaboración sea más fluida y efectiva, pero ésta (almenos hablando del caso específico de IT) se podría tratar de reducir a las reuniones (Sprint Meetings en terminología Scrum, y aún los Daily Scrums se pueden hacer perfectamente en remoto), a horas puntuales para hacer pair programming, reuniones largas, o cualquier quehacer en conjunto, donde todavía la interacción directa es claramente superior a la que cualquier software de colaboración nos pueda proporcionar. Para todo lo demás (gestión de tareas personales, responder correos, reuniones cortas que se puedan hacer por videollamada, pero sobretodo, hacer el trabajo en sí de un profesional de desarrollo del software, es decir, programar), cuantas más interrupciones, peor. Por lo tanto, para el profesional auto-organizado y auto-gestionado, es más eficiente que él mismo gestione el tiempo como le apetezca, ahora programando, luego gestionando, más tarde respondiendo correos o llamando por teléfono… Para todo eso, hay una variedad de software colaborativo y de gestión en la nube enorme.

Resultat d'imatges de collaborative working
La variedad de herramientas de colaboración, planificación y gestión en la nube nos puede hacer replantear el modelo tradicional de trabajo presencial 40h/semana.

Creo que muchos de los profesionales IT de hoy en día todavía no están acostumbrados a esa forma de trabajar (también hay algunos que no pueden, o no quieren, organizarse así, y prefieren estar en una oficina, ser guiados, que alguien les diga lo que hay que hacer en todo momento… pero ésos no son perfiles compatibles con un perfil “digital”). Por lo tanto, el primer paso es que las empresas modernicen sus procesos, sus formas de trabajar, para que se puedan hacer en la mayoría de casos de forma más ágil, remota, en la nube, y con menos burocracia o más simplificada y fácil (nada de imprimir, firmar impresos y llevarlos personalmente, eso es cosa de los siglos pasados). Si reclutas a un perfil muy “digital” y lo pones a hacer procesos farragosos, se agobiará en seguida y sentirá que no está siendo todo lo productivo que podría; si, por lo contrario, no contratas personal de este tipo, estás “alimentando” tu plantilla de trabajadores a la antigua: hago lo que me piden, dentro de mi horario, y si me encuentro con escollos técnicos culpo “a la informática” (os suena eso en el contexto de usuarios tradicionales de empresas?). Las empresas, pero también los institutos, universidades y la sociedad en general, deben promulgar que la cultura digital, presente ya en la vida particular de la mayoría de nosotros (sin importar edad), se aplique también al mundo empresarial, y eso pasa por cambiar cultura, herramientas, y metodologías obsoletas por digitales.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2qidwl.jpg
El típico especimen de baja productividad en nuestras oficinas. Tiene como mayor skill tecnológico un alto dominio del Alt-Tab para cambiar de ventana cuando viene el jefe.

Al igual que en cierto momento “ser buen mecanógrafo” dejó de ser una skill representativa para un trabajador de oficina, siendo reemplazada la máquina de escribir por procesadores de texto y convirtiéndose suites ofimáticas como Office en estándar de facto, también lo deben ser herramientas de gestión (ERPs y CRMs cloud, portales web y otras herramientas empresariales), las empresas deben apostar por ellas, facilitando, fomentando su uso intensivo y acercándolo a los empleados: apostar por los accesos móviles, permitir que los empleados traigan sus propios dispositivos –BYOD por sus siglas en ingés, Bring Your Own Device-, que integren las herramientas con las que trabajan en sus formas de vivir… Mediante ello, generarán más engagement con la compañía, serán más productivos y no tendrán la excusa tan socorrida (“es que no vi tu mail”, “ahora no tengo conexión”, “no tengo permisos (ni ganas) para hacerlo”…).

Para el empleado knowmad o simplemente productivo, tener compañeros como el tipo de arriba suponen un gran agravio comparativo, a parte de un lastre en el día a día del equipo.

Creo que muchos perfiles no quieren integrar los procesos de la compañía por la que trabajan en su día a día (el ejemplo más claro es ver quién tiene el correo del trabajo sincronizado en el móvil y quien no), y eso es un tema de mentalidad. Hoy en día, hay muchas posibilidades digitales que facilitan el trabajo cuando y donde sea, pero hay perfiles que no están interesados en eso, con lo cual, es normal que también las empresas recelen. Estamos hablando de conectarse a voluntad, evidentemente, en los ratos de ocio (o por supuesto, vacaciones), hay que hacer desconexión. Entiendo que si eres un perfil apasionado de IT y quieres trabajar en ello, te gusta ver artículos de tecnología (knowmad), contribuir con tus ideas al equipo en vez de ser “el que nunca habla y espera órdenes”…. Si durante el día el equipo ha estado trabajando en una incidencia o problema que os ha llevado muchos quebraderos de cabeza, quizás te gustará recibir un mensaje de un compañero que te indique que se ha solucionado. Si no es así, y lo único que te interesa es salir a tu hora cada día, y hacer cualquier cosa que no tenga que ver con tu profesión en tu tiempo libre, es muy respetable, pero quizás no encajes en el perfil digital que muchas de las empresas necesitan hoy en día.

La adopción de las tecnologías de la información en las empresas y empleados es un tema básicamente de cultura, que se tiene que trabajar por ambas partes. Si eres una empresa digital o que quiere acometer una Transformación para ser más ágil, estar más cerca de tus clientes, optimizar productividad o abrir mercado, y te encuentras en un proceso con un perfil tipo iWorker o Knowmad, plantéate seriamente su contratación, incluso por encima de otro que tenga más capacidades técnicas o experiencia. Por mi parte he comprobado que las generaciones más jóvenes (late Millenials o Gen-Z’s), aunque más faltos de experiencia, son más partidarios de trabajar de otra forma, con todas las herramientas digitales a su alcance, tienen las ideas claras y pueden aportar una visión distinta, pero muy reveladora, y en definitiva son mucho más ágiles en sus quehaceres diarios que, por ejemplo, un baby-boomer (generación que más tiempo lleva trabajando y es, por lo general, más resistente al cambio). Por lo tanto, en mi opinión el problema de adopción de las metodologías modernas y herramientas digitales, es claramente de actitud –resistencia al cambio-, algo que se da por igual tanto en empresas como en trabajadores.

1 comentario en “iWorkers y Knowmads: nuevos perfiles digitales, si los entrevistas, ¡contrátalos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close